Miguel DAMATO GUTIÉRREZ


DAMATO GUTIÉRREZ, Miguel (Berja, 1855 - Madrid, 1934). .


      Educado en Berja en un ambiente de liberalismo radical, era hijo del general Salvador Damato Phillips y de la virgitana Carlota Gutiérrez Manzano. Se formó en idiomas en Gibraltar, participando en su localidad natal durante el Sexenio Revolucionario de las ideas republicanas y socialistas, entrando en colisión directa con su padre, convencido monárquico amadeísta. Tras la Restauración (1875) se aleja de la política, viajando alrededor del mundo, quedando a su retorno -por influencia de su familia inglesa- como Administrador en España del Duque de Wellington, residiendo en Granada, aunque pasando largas temporadas en Berja. A principios del siglo XX, coincidiendo con la muerte de su madre, se instala en Berja, participando del movimiento político de Izquierda Dinástica, concretamente de su facción dominguista. Así mantiene contactos al máximo nivel con su líder, el general López Domínguez, amigo íntimo de su padre desde la Revolución de 1868. Gracias a sus desvelos, reconstituye en la provincia de Almería, junto con Manuel Esteban, presidente del Ateneo, esta corriente discrepante dentro del partido liberal.

      Tras la caída como jefe de gobierno del general López Domínguez (1905), Damato desplegó, entre 1905-1910, una frenética actividad política a favor de Izquierda Dinástica, colaborando especialmente con Leopoldo Serrano,  senador por Almería. El fracaso de esta opción política lo alejaría definitivamente de la política, dedicándose al estudio y cultivando ideas excéntricas para la época como el naturismo, el ecologismo, la defensa del feminismo, el nudismo y el laicismo. En esta etapa de su vida, coincidente con la Primera Guerra Mundial, volvió a dar la vuelta al mundo, representando la exportación de uva de mesa de su tío Miguel Gutiérrez Manzano. Residiría en Canadá y Estados Unidos, quedando fascinado por el modo de vida americano, retornando a Granada y alternando esta residencia con la de Berja. La Dictadura de Primo de Rivera lo alejaría nuevamente, viajando a Argentina para estar más cerca de su hermana, residente en aquel país, volviendo esporádicamente a Granada para velar por las propiedades de la familia Welesley, fechas en las que entabla amistad en Fuente Vaqueros con la familia de García Lorca.

      Proclamada la II República volvió a Berja, declarándose un ferviente defensor las ideas anarquistas, si bien se instala entonces en Madrid. Frecuentó el Ateneo madrileño, bajo cuya influencia publicaría en 1933 el libro Divagaciones pedagógicas sobre el Quijote y la historia, ilustrado por el artista de Berja Miguel Salmerón Pellón, y donde refleja su visión del mundo, ideas políticas, viajes y parte de los entresijos políticos de su padre. Emocionalmente estuvo unido a la pintora bilbaína Josefa García Valenzuela, quien lo asistió en sus últimos días. Al término de la Guerra Civil, su pareja entregó su archivo a la sobrina y heredera de este personaje, Carlota Benet Damato, residente en Buenos Aires, quien, a su vez, en 1954 vendió parte de su correspondencia, junto con una sección del archivo familiar, al Estado español.




Sánchez Ramos, Valeriano





Política de Privacidad | Aviso Legal