Jornadas Ibéricas de Abvla (Abla, Almería) • 4, 5 octubre 2022: Museo de Almería • 8 octubre 2022: Abla

 

Jornadas Ibericas de Abvla

Foto: Moneda ibérica hallada en Abla (Almería)

La huella ibérica queda patente en Abla en el yacimiento arqueológico “El Castillo”, donde se asentaba un poblado fortificado ibero (oppidum), que controlaba el espacio vital y las vías de comunicación próximas. Cobra su importancia el área del cerro Montagón, en el que se emplazaba un castellum o fortificación amurallada. También en el “Peñón Carroquero” los restos prueban un santuario ibero a cielo abierto. Se conservan de este período diversas piezas arqueológicas (molino de mano, urna funeraria, moneda, diversas piezas de cerámica fragmentada, etc.).

Tras la conquista del sureste peninsular por Roma, hacia el 209 (a.C.), el “oppidum” ibérico Abula (Abla, Almería) será reemplazado por una “civitas stipendaria” y durante el proceso de romanización llegará a su ocaso hasta convertirse en la civitas Alba, acreditada en la epigrafía romana local (s. II).

El contencioso suscitado, acerca de la localización del Abula ptolomeica, está superado hoy por la nueva línea revisionista de historiadores, que la identifican plenamente con la actual Abla almeriense. Su estudio ha pasado desapercibido para los historiadores, sin que exista una investigación en profundidad, que aborde el conocimiento global en el período existencial (ss. V-I a.C.).

Con estas jornadas queremos dar a conocer, poner en valor y reivindicar este “oppidum” ibérico, con objeto de potenciar su valor histórico-cultural dentro del marco provincial y andaluz.

El geógrafo romano Claudio Ptolomeo, autor de “Geographia”, comprendida en VIII libros, recopila en su obra el conocimiento geográfico de los griegos y romanos de su época. Al tratar de la geografía de Hispania en el libro II, menciona la ciudad ibérica ABVLA, que la incluye en la “regio” sureste peninsular de Bastetania.

Señala, que: “por debajo de éstos [lobetanos] están los bastitanos entre los que son poblaciones de tierra adentro…[mencionando a] Abula” (Geographia II 6, 60). Es decir, en la “regio” de Bastetania aparece citada Abula en una lista de dieciséis ciudades ibéricas pertenecientes a la citada región del sur peninsular, localizándola cerca de Acci (Guadix).

El origen fundacional se remonta hacia el siglo VI (a.C.), alcanzando su apogeo en el V (a.C.) con el desarrollo urbanístico de un oppidum, correspondiente al yacimiento arqueológico “El Castillo” (Abla). También en el área del “cerro Montagón” se testifica un castellum o fortificación con recinto amurallado. En este período se constata la proliferación de la agricultura, ganadería, cerámica y minería, como base del desarrollo. También cabe destacar el santuario a cielo abierto, localizado en el área arqueológica del Peñón Carroquero, donde se hacían ofrendas a las divinidades (ss. V a.C. -I d.C.).

Tras la conquista del sureste peninsular por Roma, hacia el 209 (a.C.), la ciudad indígena quedara convertida en una civitas stipendaria, sujeta al pago de estipendio y tributo, pero conservando sus tradiciones, religión y forma de gobierno. Se iniciará una fase de decaimiento hasta quedar absorbida paulatinamente, mediante el proceso de romanización, por la nueva civitas Alba.

La huella ibérica queda patente en escasas piezas conservadas y diversos fragmentos cerámicos hallados en los citados yacimientos arqueológicos. Denota su importancia como eje vial de paso obligado en la comunicación de las zonas ibéricas del interior con el litoral costero, fomentado el desarrollo del comercio en su papel de eslabón de enlace.

El problema suscitado, acerca de la identificación del Abula ptolomeica ha quedado superada hoy por la nueva línea revisionista, mantenida por la mayoría de los historiadores modernos, que unánimemente defienden sin lugar a dudas la posición a favor de Abla.

Cabe argumentar, que la antigua ciudad Abula queda localizada en el sureste peninsular en la “regio bastetana”, junto con las cercanas Acci (Guadix) y Basti (Baza), en la actual Abla almeriense. Esta línea viene avalada por el yacimiento arqueológico “El Castillo”, ubicado en la zona urbana de Abla. Como prueba fidedigna se constatan fragmentos cerámicos ibéricos, que ubican el emplazamiento del “oppidum” indígena Abula en este estratégico promontorio.

La polémica atribución de Abula, a otras localidades pretendientes, ha ocasionado que se haya vivido de espaldas a la realidad histórica hasta que recientemente una línea vanguardista de historiadores la haya clarificado en pro de Abla. La reclamación de la ciudad ptolomeica cobra especial importancia, puesto que conlleva la reivindicación histórica del “oppidum” ibérico y del gentilicio derivado. También como sede episcopal fundada por S. Segundo, según la Tradición cristiana, que la convierte en cuna del cristianismo hispano. La reivindicación de los derechos históricos a la luz de las nuevas investigaciones ha contribuido de forma decisiva a dotar de personalidad histórica a Abla.

Ptolomeo al tratar de Hispania en su obra “Geogarphia”, cita a la ciudad ibérica ABVLA en la “regio” sureña de Bastetania.

Este asentamiento ibérico fortificado (oppidum) alcanza su apogeo en el siglo V (a.C.), cuya ubicación se emplazaba en las proximidades   del   yacimiento   arqueológico   “El Castillo” (actual Abla). En este período se constata la proliferación de la agricultura, ganadería, cerámica y minería, como base del desarrollo.

Tras la conquista del sureste peninsular por Roma, hacia el 209 (a.C.), la ciudad indígena quedará convertida en una civitas stipendaria, sujeta al pago de tributo. Se iniciará un periodo de decadencia por la paulatina romanización hasta quedar suplantada por la pujante “civitas" ALBA.

 

Coordinación: Antonio J. Ortíz Ocaña. Miembro del Instituto de Estudios Almerienses.

 

Programa.

Martes, 4 de octubre (Almería. Salón de Actos del Museo de Almería. Calle Hermanos Pinzón, 91).

  • 18.00 h. Presentación de las Jornadas Ibéricas Abulenses. Inauguración institucional.
  • 18.15 h. Conferencia inaugural: El oppidum bastetano de Abula. Fuentes historiográficas. Dr. D. Juan Alberto Cano García. (Miembro del Dptº de Historia del I.E.A).
  • 19.15 h. Descanso.
  • 19.30 h. Conferencia: Fenicios e íberos en el sureste peninsular. Dr. D. José Luis López Castro (Universidad de Almería).
  •  

Miércoles, 5 de octubre (Almería. Salón de Actos del Museo de Almería. Calle Hermanos Pinzón, 91).

  • 18.00 h. Conferencia: Los iberos en el Alto Nacimiento (Almería) [Provisional]. Dr. D. Andrés Mª Adroher Auroux (Universidad de Granada).
  • 19.00 h. Descanso.
  • 19.15 h. Conferencia: Abula-Alba: de oppidum ibero a civitas romana. Drª. Dª. Mª Juana López Medina (Universidad de Almería).
  •  

Sábado 08 de octubre (Abla. Parque Municipal Montagón). TODAS LAS ACTIVIDADES PROGRAMADAS EN ABLA ESTÁN ORGANIZADAS POR EL AYUNTAMIENTO DE ABLA

  • 10.00 h. Bienvenida del Alcalde de Abla en Mausoleo romano.
  • 10.15 h. Exhibición de tiro con arco poor el Clan de Tiro Prehistórico de Benahaddux
  • 11.00 h. Ruta guiada Del “oppidum” ibérico Abula (s. V-I a.C.) al “castellum” de Montagón (s. IVII a.C.). Aproximadamente 2 km.
  • 13.00 h. Conferencia: “La huella ibérica en Abula”. D. Antonio J. Ortiz Ocaña. Miembro del Dptº de Historia del I.E.A.
  • 14.00 h.  Ritual de libación a las divinidades iberas.
  • 14.30 h. "Paellada ibérica al estilo abulense degustada con vino indígena” (sólo inscritos).
  • 17.00 h. Clausura de estas Jornadas Ibéricas Abulenses.

 

 

  • Información de las actividades de las Jornadas del sábado, 8 de octubre en Abla: teléfono 950351228.

  •  
  • Inscripción para la paellada del sábado, 8 de octubre en Abla: whatsap 645783652 (Facilitar nombre, apellidos y lugar de procedencia).

  •  
  • Para la ruta se recomienda llevar prenda de cabeza, ropa y calzado apropiados, protector solar y agua.

 

 

ENTRADA LIBRE A TODAS LAS CONFERENCIAS HASTA COMPLETAR AFORO

 

 

ORGANIZAN