Salvador Juan DAMATO PHILLIPS


DAMATO PHILLIPS, Salvador Juan (Puig de Dome, Francia, 1832 - Barcelona, 1879). Político.


      Hijo del brigadier Salvador Juan Damato Maruri y de la londinense Susana Phillips, este personaje nació en el exilio por la huida de su padre de la persecución absolutista. Educado en un ambiente de liberalismo radical, tras un breve cargo en la gobernación de Ávila en 1854, vino destinado como militar a la Administración de las salinas de Roquetas de Mar, entrando en contacto con la burguesía liberal de Berja. En esta última localidad se casó en 1855 con Carlota Gutiérrez Manzano, trasladando a ésta su vecindad y en la que nacería su prole. En los años siguientes fue ascendiendo en la administración salinera almeriense, siendo en 1862 administrador principal y guarda-almacén. En el transcurso de este tiempo, y junto a sus cuñados, reorganizó el partido progresista de Berja, a la vez que, de la mano de su tío, el teniente general Milans de Boch, se introduce en 1864 en el círculo conspiratorio del general Prim. Aquel año fue desterrado por el gobierno isabelino por su significación política.

      A partir de 1865 cesó en el ejército para dedicarse de lleno a la revolución, siendo nombrado, en el círculo de la conjura de Prim, jefe del servicio de espionaje, sufriendo persecución y destierro a Portugal, Italia, Inglaterra y Francia. Participó en la Revolución Gloriosa de 1868, levantando la guarnición de Santoña y asistiendo a la batalla de Cuatro Caminos, donde lograría que Santander se sumase a la revuelta. Tras el triunfo, el gobierno provisional lo ascendió a general y lo designó Director General de la Administración Militar, presentándose además a las elecciones, que ganó, a diputado por Santander. Asistió, en nombre de Prim, a diferentes misiones secretas para la búsqueda de monarca, participando activamente en la candidatura de Amadeo de Saboya. En el plano político fue uno de los fundadores del Partido Radical, toda vez que lo constituyó también en Berja, circunscripción por la que sería elegido diputado en las diferentes Cortes amadeístas. Sus constantes viajes a la localidad virgitana y su distrito le reforzaron el liderazgo del progresismo, especialmente en Adra, donde estrecha lazos con la familia del poeta Sierra Valenzuela. En esta tarea política conseguiría infinidad de proyectos para Berja, Adra y Dalías, así como algún otro para Laujar de Andarax.

      En 1871 el nuevo monarca lo ascendió a Intendente de División, siendo frecuentes las visitas a Berja, donde logra abortar una insurrección socialista y participa militarmente en el aplastamiento de un movimiento obrero en la provincia de Almería. En su faceta política la muerte de Prim le alejó del Partido Radical, manteniendo una posición alejada de las corrientes sagastina y zorrillista. Esta neutralidad le valdría numerosos adeptos, siendo llamado por Amadeo I para proponerle la jefatura del gobierno, que no aceptó. Tras la abdicación del rey fue miembro de la Comisión Permanente, participando al lado del general Serrano en la fundación del Partido Constitucionalista, que por su influencia implanta en Berja y su comarca. No obstante, en el transcurso de la I República se aleja de los foros políticos, quedando destinado a Granada con un ascenso a Intendente de División.

      Tras el pronunciamiento del general Pavía y la asunción del Gobierno Nacional por el general Serrano, Damato es rescatado a primer plano político y asciende a Intendente General. Con tan destacado cargo participó en la tercera guerra carlista en el ejército del Norte. En este destino, a finales de 1874, le sorprendió la proclamación de Alfonso XII, quedando relegado de la política y de la actividad militar durante los primeros años de la Restauración. Destinado a Valladolid, en los años siguientes tuvo escarceos políticos con el general Ros de Olano para su ingreso en la Izquierda Dinástica, manteniéndose dentro del anecdótico grupo de militares revolucionarios que no concursó de ninguna corriente política. En sus últimos años de vida fue exonerado por los canovistas, recompensándole en 1879 con su nombramiento como Intendente General de Cataluña, cargo en el que fallecería aquel año. Su familia volvió a Berja, donde en 1901 falleció su viuda.





Política de Privacidad | Aviso Legal